Siglos XVI y XVIII

Españoles y portugueses a la conquista de América

Traduction en Français

El conjunto que incluye a México, América Central, el Caribe y América del Sur comprende 26 países que son, en su mayoría, de lengua latina: solo algunas partes muy limitadas de este conjunto no forman parte de América Latina.

Aunque hoy esté fragmentada políticamente, América Latina conoció una historia común en el pasado, a partir de su colonización por parte de Europa.

Son los imperios ibéricos los que crearon esta unidad, y todas las independencias adquiridas a principios del siglo XIX tienen los mismos orígenes. Nuestra /Note/video_AmLatine1.php','Amérique latine','width=780,height=700','1'); return false;">animación multimedia presenta las grandes líneas de esta historia común.

Vincent Boqueho
El reparto del mundo

América ya tiene una larga historia a sus espaldas antes de la llegada de los europeos, pero es recién a su descubrimiento por parte de Cristóbal Colón que se funda América Latina en tanto futuro conjunto cultural. En esta época, el objetivo sigue siendo el comercio con las Indias: España y Portugal son entonces dos potencias marítimas capaces de aceptar el desafío.

A fin de evitar que los dos reinos cristianos se desgarren entre ellos en esta búsqueda, el Papa aprovecha la existencia de dos rutas hacia las Indias para repartirlas entre los dos países: la ruta del este para los portugueses, la ruta del oeste para los españoles. Es el tratado de Tordesillas, que divide el mundo en dos a partir de 1494: al oeste se encuentra el coto de caza de los españoles, al este, el de los portugueses.

En 1500, el portugués Cabral, en ruta hacia la India por el este, navega voluntariamente muy alejado de las costas africanas y descubre una parte de América que pertenece al dominio portugués: se trata de Brasil. Es el origen de la singularidad de Brasil, país portugués en medio de una América mayoritariamente española. 

En esta época, la América precolombina está dominada por dos imperios: el imperio azteca, en el actual México, y el imperio inca, centrado en el actual Perú. Hernan Cortés descubre y conquista el imperio azteca alrededor de 1520. Pizarro descubre y conquista el imperio inca poco después.

En algunos decenios, los españoles han constituido así un vasto imperio colonial. Los dos polos económicos del imperio español corresponden precisamente a los dos antiguos centros precolombinos: esto forma dos nuevos virreinatos, el de Nueva España y el de Perú. La colonización de Brasil por los portugueses no se inicia verdaderamente sino luego de 1540, sobre todo para hacer frente a las pretensiones de los franceses.

Las enfermedades traídas por los europeos diezman rápidamente a la población indígena. Para obtener mano de obra en las plantaciones o en las minas, los colonizadores comienzan a traer esclavos negros de África. Como son los portugueses los que heredaron África en el tratado de Tordesillas, la trata de esclavos es mucho más masiva en Brasil que en la América española. Y recién cobrará amplitud en el siglo XVIII.

En 1580 ocurren dos acontecimientos mayores en Europa: por una parte, el rey de España hereda Portugal, por otra parte, los Países Bajos declaran su independencia de España. En 1630, los Países Bajos, en guerra con España, se apoderan de una parte de Brasil, ahora español.

Portugal recobra su independencia en 1640, lo cual le da un nuevo vigor: recupera el conjunto de Brasil y comienza por fin la colonización del interior del territorio. España, al contrario, está debilitada y no puede defender el tratado de Tordesillas ante las pretensiones de las otras potencias: la línea de Tordesillas ya no tiene actualidad. Holandeses, franceses e ingleses se instalan entonces en las regiones todavía descuidadas por la colonización española: las pequeñas Antillas, Guayanas y América del noreste, especialmente. Es el origen de ciertos estados actuales que no son de lengua española: Belice y Jamaica, de lengua inglesa, Haití, de lengua francesa, y Surinam, de lengua holandesa.

En 1739, se hace un primer nuevo recorte del imperio español: se crea el virreinato de Nueva Granada, para volver a dar vigor a la región que dependía entonces de autoridades lejanas. Es en esta época que la trata de esclavos adquiere toda su amplitud, sobre todo en las Antillas y en Brasil, a causa de las plantaciones.  

La población de América Latina se vuelve así una mezcla de pueblos de orígenes muy diversos: blancos salidos de la metrópolis, blancos nacidos en América, a los que se nombra criollos, indios y mestizos salidos de la unión entre blancos e indígenas, negros y mulatos salidos de la unión entre blancos y negros. Son los criollos los que jugarán un papel mayor en las independencias que vendrán, salvo en las Antillas, donde los negros y los mulatos se han vuelto mayoritarios.

En 1763, el fin de la guerra de los Siete Años en Europa tiene numerosas consecuencias en Américaa: España pierde Florida pero recupera Luisiana al oeste del Misisipi. Por otra parte, la colonización española progresa hacia el norte en Texas y en California, aunque sigue muy frágil. 

En 1776, el imperio español crea el Virreinato del Río de la Plata: el objetivo es sobre todo redirigir la plata de los Andes hacia el Atlántico, de suerte que se optimicen los flujos económicos. Las subdivisiones del imperio español, llamadas Capitanías Generales, prefiguran el futuro recorte de los países de América Latina al momento de su independencia.

 

Vincent Boqueho
Publié ou mis à jour le : 2020-05-09 11:38:32

 
Seulement
20€/an!

Actualités de l'Histoire
Revue de presse et anniversaires

Histoire & multimédia
vidéos, podcasts, animations

Galerie d'images
un régal pour les yeux

Rétrospectives
2005, 2008, 2011, 2015...

L'Antiquité classique
en 36 cartes animées

Frise des personnages
Une exclusivité Herodote.net